Meridiano 0

russia-1199330_960_720

Una nueva vida es intrigante y arriesgada, apasionada y sufrida, deliciosa pero áspera. Mi nueva vida es breve. O quizá no tanto.

Quizá sea el camino a algo que va mucho más allá de una fugaz experiencia.

Quizá sea un acto que no supera el mero hecho de cruzar de nuevo la frontera. Para huir durante unos meses e iniciar una nueva etapa de mi vida.

Sí, me voy un tiempo. Y quiero hablarte y recordarte. Nunca olvidarte. Y ante todo convencerte de que merece la pena esta escapada.

Por eso estoy aquí, para contarte lo que vivo y explicarte que lo nuevo es maravilloso. Una maravilla que requiere un empujón para dar el salto a esta aventura que de lejos asusta.

He zarpado sin saber quién me espera ni cuál será el destino final de este intenso viaje.

Da miedo, es cierto. Una gran ciudad moscovita  y una joven transeúnte que intentará sobrevivir en el gran imperio ruso durante 3 meses.

Un primer pie, y luego otro. Y ya estoy sumergida en la gran montaña rusa sin escapatoria. Con dos maletas grandes, un mapa salvavidas y una única dirección: mi nuevo hogar.

Quizá no necesite una salida de emergencia. ¡Espero no necesitarla! Que todo avance viento en popa sin ningún problema. Porque percances los habrá. Ya creo que los habrá…

Quizá me rinda antes de tiempo y corra por inercia hacia ninguna parte buscando una vía de escape. ¡Espero que eso no pase!

Yo he buscado un nuevo impulso, y este me ha llevado hasta el viejo Moscú. Ahora sí, ya estoy aquí. ¡Comienza la aventura!

Anuncios