Querida Lara…

20160717_122624

Larissa vive sola desde hace bastantes años. Su familia vivía a las afueras de la ciudad y su hermana, 10 años menor que ella, no dejaba de llorar. Por eso, con tan solo 15 años decidió mudarse al corazón de Moscú.

Su casa está en una de las calles más distinguidas de la ciudad, ulitsa Tverskaya. Como vivir en la Gran Vía de Madrid. Así pasaron a ser Lara y Moscú. Moscú y Lara.

Lara (así la llaman sus familiares más íntimos) era una joven muy extrovertida. Además de acudir al instituto, se mantenía ocupada con actividades extraescolares. Su favorita era la pintura y, además, adoraba el deporte. Siempre ha querido ser artista. Ahora se dedica a intentar serlo.

Descubrí su casa por Internet. Necesitaba alquilar una habitación en la que instalarme, y su habitación esperaba para ser alquilada. Así lo hicimos. Y así nos conocimos. Lara y Yo. Yo y Lara.

La convivencia comenzó a acortar distancias. De las rápidas e imprecisas palabras pasamos a las conversaciones banales, y de ahí, a las personales. Oraciones que permiten discernir la verdadera personalidad de la impresión que uno pretender causar.

Lara tiene días. Sus días buenos y sus días malos. Sin embargo, estos últimos suelen ser los protagonistas de su humor. Entonces su genio invade la casa al completo y la joven encantadora de 28 años se transforma en una persona malhumorada y reprimida. Una figura solitaria de melodía anempática a la que mejor no enfrentarse. Siendo concisos: yo creo que es bipolar.

Me adentré en su casa y no encontré lugar en ella. Pero el tiempo y la convivencia enseñan lecciones. Y a mí una importante. No son necesarias cuatro paredes y un tejado para construir un hogar en el que resguardarse o poder sentirse como en casa.

Un hogar se puede crear fuera. Al rodearte de personas asombrosas que van pasando por tu camino y que se quedan contigo. Son esas personas las que se convierten en tus cimientos, las que te sujetan y te liberan. Son esas personas, aquellas que conoces fuera de esas 4 paredes, las que se convierten en tu nuevo hogar.

Anuncios