Clamorosos silencios

PicsArt_02-25-09.28.02.jpg

Por aquellos que ven lo que ocurre y miran hacia otro lado.

Será por la simple y eficaz pereza. Porque es más cómodo seguir con su vida. Quieren que las cosas cambien sin hacer nada. Mejor que lo haga alguien más. Porque no es problema suyo, sino problema de todos. ¿Por qué van a tener que intentarlo precisamente ellos?

En ocasiones son el miedo, la vergüenza o el qué dirán quienes les impiden actuar, ya que tendrá consecuencias que no podrán controlar, que se escaparán de sus manos y echarán a volar sin poder optar a una vuelta atrás. Actuar para evitar tragedias, acabar con guerras, resolver problemas, injusticias, desigualdades. Deben tomar la iniciativa, dar el primer paso y plantear aquella cuestión que ronda distintas mentes, en distintas versiones y opiniones. Y por ello, temen las reacciones.

Quizá no lo consideren asunto suyo sino simplemente de alguien de su entorno o incluso de aquellos que viven a miles de kilómetros de distancia. Por lo tanto, son otros quienes deben ocuparse de ello.

Porque intentarlo puede ser una pérdida de tiempo, pues creen que no serán escuchados, que nadie apoyará su causa y al final todo esfuerzo habrá sido en vano.

Será por evitar enfrentamientos. Porque simplemente es más fácil no hacer frente a los problemas. Mejor no hablar de ellos, marginarlos, intentar alejarlos para no tener que afrontarlos. Ya habrá gente encargándose de ellos.

Será por todo eso. ¡A por todo eso!

Los miembros de esta generación tendremos que lamentarnos no solo martin_luther_king_jrpor las palabras y los actos odiosos de las malas personas, sino por los clamorosos silencios de las buenas. – Martin Luther King en El umbral de la eternidad (Ken Follet).

Anuncios